Abuso machin

En mi trabajo, tan constantes como el descubrimiento y la belleza son la extorsión y los intentos de abuso.
Nos niegan la entrada a filmar un amanecer por “inconformidad del sindicato” y me propongo lograr acceso temprano en nuestro último día de filmación.
Necesitamos el timelapse.
Me enfrento al militar, ex ministerial en Culiacán que hoy es jefe de seguridad de la zona arqueológica.
Consigo el acceso pero no me suelta: me habla de un puente en Mazatlán, de un video de banda llamado “El antojo de una dama”, que trata de una mujer, -Vanessa Arias- que le hace favores sexuales a un policía.
Me habla del cumpleaños de su mujer, sugiero le lleve gladiolas y me revira que de saber que me gustan me compraría tres docenas.
El machismo envalentonado es así, prevalente, constante, jodido y sin dejar marcas creíbles.
Lo esquivo como puedo y en mi cabeza canto “She has a sword that shines like justice…”, mi única manera de escapar.
Short skirt Long Jacket

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

15 + 9 =