Cenote de Kikil

El día con don Dionisio -con un chapuzón en el Cenote de Kikil-.
Su esposa doña Inés y don Dionisio llevan 60 años casados y han vivido en la misma casa desde entonces.
Ella le cuida sus colmillos de víbora y sus hierbas, él la lleva al pueblo en su triciclo.
Mi corazón aletea ante la verdadera presencia del amor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *