chia en sillon

Chía

chia dragonchia en sillonpago y chia first date

Chía llega a mi vida como la liebre de Marzo.

Estuve por meses revisando sitios de adopción de conejos en San Diego en busca de una coneja, una hembra para  convivir así con lo femenino en forma de animal, de conocernos. Desde el principio fue mi intención que tuviera pareja y aprender de su interacción natural.

Cuando vi su foto en el sitio de Shellys Shelter me encanto, con su pelaje suave y bicolor como de un ciervo. Es una Mini Rex Loop de tres años de edad, que tuvo su primera camada de conejitos, todos grises, como el papá.

Fui por ella después de que que la operaron. Las primeras dos semanas no se movió de su caja de paja ni dejó que la tocara. Empece a sospechar que era aburrida, pronto aprendí que cualquiera es aburrida y arisca cuando tiene cuatro grapas en el vientre.

Vivió dentro de la casa hasta que conoció a Paco, su compañero de jardín.

Ama las uvas y los corazones de manzana, la cáscara y el hueso del aguacate. Por ningún motivo come nopales.

 

One thought on “Chía

  1. Pingback: Paco | La Mariana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

cuatro − 3 =