¿cohetes o escuela?

Los cohetes han tronado sin parar cuatro noches seguidas, “fiestas del pueblo” me dicen todos.
Cada año se reúne de pura cooperación hasta un millón de pesos con los que se compra la pirotecnia que truena 15 noches consecutivas. Ajá, se quema el dinero.
Un año el arqueólogo -que vive en el pueblo y se niega a dar la cooperación- les propuso que la cooperación se destinara a una sala de computo con biblioteca en lugar de comprar tantos cohetes …y no quisieron.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

20 − tres =