Día 4

El proyecto Tlalocán, -del túnel del templo de la serpiente emplumada en Teotihuacán-, no tendría esta infraestructura a no ser por la visita planeada del presidente Peña Nieto.
Para él se pusieron el elevador, las luces y el extractor de gas “de los buenos”, pero no vino.
La misma semana que estaba planeada su visita se escapó el Chapo y que él viniera al túnel hubiera sido demasiada ironía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

8 − 3 =