día 8

Palacios de Atetelco y Tepantitla.
En Atetelco se venera a los ancianos, hay murales bellos con animales hablando.
En Tepantitla está el Tlaloc rojo y unas guirnaldas que dan ganas de tatuarse.
Para hacer los murales ponían tierra pintada -al fresco- o pulverizaban piedra a la que añadían un sellador.
Son majestuosos, bellos y vacíos. Apenas los tocan el sonido de las cabras, los gallos y un par de alemanes emocionados.

16105733_10154478848204087_2471078386132423838_n 15965394_10154478846774087_616763625821214714_n 16114513_10154478847289087_8753268093112378818_n 16105630_10154478847144087_5820210927773238851_n 16003145_10154478848424087_583830670665728027_n 15977234_10154478848074087_3144293528094055165_n 15977311_10154478847019087_6683060660240260074_n

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

2 × 3 =