El cine y su casa

el cine y su casa 01

El cine se ve al aire libre, en carpas, en pantallas en salones de clase, se proyecta en las paredes de cafés alternativos pero en Tijuana, hace tres años que tiene un recinto digno que ha habitado y vuelto propio una ciudad.

La Cineteca, alojada en el Centro Cultural Tijuana, es la primera sede descentralizada de la Cineteca nacional que está en DF, fue inaugurada hace tres años y desde entonces ha sido el escenario de ciclos, muestras, talleres, festivales y premieres de cine no-comercial.

“El espacio es muy versátil” dice Carlos Sarabia coordinador de la cineteca Tijuana, “justo tuvimos los 15 años del grupo de danza Mujeres en Ritual y es sede del foro México en la Cultura que será dedicado en noviembre a José Revueltas”.

El espacio está en un cuarto piso y tiene una terraza con una vista increíble a Paseo de los Héroes, cuenta con equipo de primera, se permite entrar con comida y para sorpresa de muchos, se pueden comprar y consumir bebidas alcohólicas.

Es sede de Ambulante, de Docs DF, Bordocs, es parte del Festival de Cine de San Diego, tiene un festival de Cine para Niños y están en pláticas para que el año entrante esté FIC UNAM.

“Las embajadas de Suecia, Polonia, China, Francia, han adoptado este espacio para sus muestras culturales, en diciembre tendremos dos semanas de cine sueco contemporáneo” cuenta Sarabia, “hemos crecido de tal manera que ahora hemos tenido que rechazar propuestas por cuestiones de calendario”.

Para celebrar sus tres años de pie y creciendo, la Cineteca inicia una semana del Cine del 21 al 27 de Noviembre, donde acudirán personalidades del mundo de la cultura con un homenaje a García Márquez, la proyección de la aclamada Gutang Ramón y un documental reciente titulado Café.

Aunque dedicada al cine de arte e independiente, la sala ha presentado títulos comerciales como Relatos Salvajes, La ladrona de Libros, Ninfomanía y la Danza de la Realidad, que resultaron en funciones llenas y filas extraordinarias que se extendían por las escaleras del recinto.

“Eso no pasa en cualquier cineteca en cualquier ciudad” dice Sarabia, que recuerda los años 90 donde Tijuana se llenó de cine clubs pequeños que cautivaron al público que ahora visita este espacio.

La Cineteca aunque en sano crecimiento tiene muchos retos. Sarabia identifica  el reto constante de promoción y de tener una oferta diversa, competitiva, atractiva para el público que tiene acceso a Netflix, Cuevana y otros sitios gratuitos.

El reto además es equilibrar la oferta para que incluya creadores locales y una oferta incluyente de propuestas de todo el mundo.

“Ahora el reto es programar algo que no está disponible y defender la idea que el cine se ve en el cine, por la experiencia” ríe Sarabia, “además de hacer una mayor labor con niños, jóvenes universitarios, que crezcan ya con la costumbre de habitar este espacio tan nuevo pero tan vital para la ciudad”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

5 − dos =