Eunime

eunime FINAL 04

Juana Ortiz Quezada lleva 20 años dedicada al cuidado de niños con VIH. Primero, su propia hermana y hoy, 31 niños, 25 de ellos menores de los ocho años y seis adolescentes.

“Se nos ha duplicado el número de niños que atendemos este año, de 15 pasamos a 31.  Algunos niños se han quedado huérfanos en este año, otros han llegado con nosotros por omisión de cuidados debido a factor de adicciones, son las dos principales causas por las que nos llegan aqui a EUNIME” dice Juanita, como la conoce todo el mundo.

Juanita es la fuerza detrás de la casa EUNIME un hogar para niños con VIH que desde sus inicios hace casi ocho años ha atendido a más de 60 niños brindando educación, vivienda, cuidado, alimentación y esparcimiento.

Entre ellos hay cinco familias de hermanos que es vital que sigan juntos.

En su mayoría no ven a sus papás aunque estos estén vivos.

“El reto aquí es poder darles suficiente, toda esa atención integral, completa, incluyente y además que ellos se sientan queridos y amados” explica la activista.

Un gran reto considerando que no todos los medicamentos son incluidos en el programa de VIH gubernamental, a lo que se agregan medicinas de otros padecimientos y que las donaciones siempre fluctúan.

“Alergias, infecciones que son muy agresivas en ellos. Con este frío se complican mucho las gripas y los catarros… siempre necesitamos de todo. Vamos a empresas, hacemos eventos, se nos complica mucho la recaudación de fondos porque a la gente le da miedo hasta escucharlo, hacer que se involucre nos cuesta más trabajo que otros temas, otros niños”, dice Juanita.

El DIF municipal apoya con ocho mil pesos al mes a la casa (258 pesos por niño) y otorga la  casa en comodato, hay empresas que donan para los gastos de la casa y les acaban de dar un transformador de luz que esperan pronto poder empezar a usar, ya está instalado.

“La casa está en comodato por parte del DIF, no es nuestra, entonces estamos esperando el permiso de poder usarlo, porque lo que más batallamos es en cuestiones operativas; nos acaban de llegar 26 mil pesos de luz, hay que pagar teléfono, gasolina, todos los gastos, somos 14 personas en nómina y tendríamos que ser cinco más para poder atender todo lo que se necesita aquí” refiere Juanita.

Con veinte años de lucha, Juanita admite que el VIH “ya no está de moda” y eso afecta y lo hace un padecimiento invisible. Pero a la vez está contenta de que en este año no haya recibido ni un niño nacido con VIH porque habla de una mejor prevención en el estado y contenta también de los avances médicos.

“Ahí la llevamos en cuanto a prevención de nacimientos de niños positivos y el VIH ya no es una sentencia de muerte, al contrario, hay que aprender a vivir con él, tenemos nuevos retos en cuanto a la adherencia al tratamiento, los efectos, la calidad de vida, cómo postergarla. Necesitamos reeducarnos en el tema, la ciencia está avanzando y nos necesitamos emparejar culturalmente”.

¿Cómo ayudar?

http://www.eunimeportijuana.org/

Llamar al 664 636 8415 o escribir a eunimeportijuana@gmx.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

11 + 12 =