La muerte es constante

He presenciado el sacrificio de 18 aves en 48 horas. Me ha movido de maneras que otro montón de muertes no lo hicieron. 
Lejos de repugnancia siento una profunda reverencia, un entendimiento de que la muerte está tejida en los ciclos, que es uno de los motores transformadores de la vida.
La muerte es constante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *