Teotihuacán día 8

Palacios de Atetelco y Tepantitla. En Atetelco se venera a los ancianos, hay murales bellos con animales hablando. En Tepantitla está el Tlaloc rojo y unas guirnaldas que dan ganas de tatuarse. Para hacer los murales ponían tierra pintada -al fresco- o pulverizaban piedra a la que añadían un sellador. Son majestuosos, bellos y vacíos. Apenas los toca el sonido de las cabras, los gallos y un par de alemanes emocionados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *