Trumpetas en la garita

Hoy cruce la frontera con tiempo para revisión secundari porque actualice mis datos. 

Los oficiales,  pubertos con uniformes grandes, dando tumbos sin saber como y a quién inspeccionar. 

Ahí, en ese lugar de espera fuera del tiempo me entero del pleitillo Trump/Peña Nieto. 

Ahí también soy testigo del traslado de un paciente en ambulancia desde Tijuana, que reciben paramédicos de San Diego y llevan al hospital. 

Me siento en el doblez, en el vórtex donde las consecuencias de lo dicho, pensado, deseado tienen repercusiones inmediatas. De eso no saben ni Trump ni Peña,  ni 22 millones de chilangos,  muy pocos gringos. 

El migra toma mi visa, mete las manos bajo el cofre,  azota las puertas.

Una hora después llego a la reja de salida custodiada por una mujer negra:

_how are you doing today? 

_Im good, just need to use the restroom

_do you want to use it here? 

_na,  thanks,  I woud rather just get out of here and stop at Target… Wouldn’t you? 

_you dont know how bad I want to get out of here,  but shhhh (dedo a los labios)

She and I. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Diez + Once =